Caminaste por más de una hora y te llenaste de barro como un verdadero aventurero; tenés ansiedad por llegar pero no dejás de tomar fotografías de la flora y fauna que te rodea… estás a punto de sentarte a descansar cuando de repente, frente a tí, la vegetación se despeja para dar paso a una vista impresionante. Lo lograste, ¡estás en lo más alto del Cerro Tortuguero!

Subscribe to RSS - Tortuguero